Como un nativo

Descubriendo Roma lentamente

Probablemente Roma es una de las ciudades más visitadas del mundo. En cada epoca del año, la ciudad está llena de turistas que llegan de cada rincón del globo y que se concentran mayormente en las areas que se extenden desde el Coliseo hasta Plaza del Popolo, pasando por los lugares más icónicos.

Para ser onesta, nunca me gustaron esos turistas rápidos. Durante 24 horas, quisieran ver cada rincón más famóso e instagrammable de la ciudad: el Coliseo, los Fori Imperiali, Plaza Navona y así sucesivamente.

Esos son claramente los sitios mas bonitos e icónicos, pero llenos de turistas. Es por esa razón que, en mi opinión, con el tiempo, esos lugares van perdiendo su aura romana que, en cambio, podemos encontrar en otros barrios. 

Yo en Roma pasé más de 24 horas. Roma estuvo mi casa durante dos años. Pude ver, visitar y aprovechar todas sus facetas y, sobre todo, a la velocidad que quisiera. Por eso, he querido empezar a escribir esta columna sobre la ciudad que más quiero y conozco en todo el mundo, sobre el lugar que tomó todo su tiempo y calma para enseñarme los sitios más poetícos y auténticos.

Descubriendo Roma lentamente
Pino Marítimo, típico de muchas areas alrededores de Roma
y del centro-sur italiano.

Contenidos de la columna:

  1. Desde Viale Trastevere hasta el Gianicolo