Cuentos de viajes

Una nueva Venecia

Escoger Venecia y Burano durante esta epoca ha sido una elección perfecta. Yo nací en esta región y Venecia siempre ha sido un destino a mi alcance y el lugar a donde llevar el amigo extranjero que viene a verte.

A pesar de la proximidad, nunca la he dado por hecho. Siempre me he sentido la vecina de casa de un pedazo de tierra que todo el mundo nos envidia.

¿El precio qué tenemos que pagar? El hecho que nunca podemos hacer completamente parte de su autenticidad. En cada rincón, durante cada día – normal o de fiesta – siempre había algo que nos acordase que Venecia es habitada por turistas, por sus palos selfies y por su capacidad de comprar el peor helado del barrio.

¿Y dónde estabán los venecianos? Ahora puedo decir de haberlos encontrado y no son Pokemon raros.

Si no tenéis ni idea por donde empezar a moveros al principio de esta nueva epoca, os aconsejo visitar Venecia. Aunque ya la hayáis visitado muchas veces, os aseguro que no os vaís a arrepentir y parecerá que solo la habéis visitado y nunca verdaderamente vivida.

Visitando Venecia al final de la cuarentena, puede ser que muchos sitios turisticos siguen cerrados, como San Marco, su campanario, las Galerías de la Academia y así sucesivamente.

De toda manera, eso podría convertirse en algo positivo así que podríais dejar todos los planes programados para poder ser parte de la autenticidad de la ciudad y de sus habitantes.

Si decidís de empezar esta aventura buscando el autenticidad veneciana, no podéis comenzar la jornada sin pasar por las islas.

Cuando lleguéis a la estación de Venecia Santa Lucia, podéis comprar un billete de 75′ para la lancha y es posible subir y bajar en muchas paradas, siempre que sea dentro de 75 minutos.

Desafortunadamente, el precio es bastante alto por un trayecto tan corto, hablamos de 7,50€ solo ida, a menos que no tengáis la Tarjeta Venecia. Durante esta epoca menos turística, en la lancha vaís a encontrar a decenas de venecianos – por la mayoria personas mayores – que se mueven de un lado al otro de la ciudad para sus compras diarias.

Así que esa situación es mucho más mejor en comparación con las lanchas llenas de turistas de una normal epoca turística.

Canali di Venezia, vaporetto, Carta Venezia
Vista de la Laguna de Venecia desde la lancha

Las islas más grandes y populares de Venecia son Murano, Torcello y Burano y la lancha irá parandóse en sus orillas en este ordén. La primera está mucho más cerca que las demás.

Por esa razón, si quisierais visitarlas todas, habrá que tener en cuenta que el tiempo del billete podría no ser suficiente. La isla que más se distingue de las otras, y de Venecia misma, especialmente por sus colores, es Burano.

Para alcanzarla, tenéis que bajar en la parada que lleva su nombre o en la parada anterior, o sea Mazzorbo. Si decidís bajar ahí, una serie de casas coloreadas os llevará al corazón de la isla del encaje.

Ahí, durante una situación normal, con la mayoria de las tiendas abiertas, podríais admirar la exposición de esos productos de artesanía por las calles, así como en los escaparates.

El lado positivo de un viaje durante esta epoca es la posibilidad de notar todas esas personas que no notarías durante una visita turistica tradicional: los venecianos en su vida diaria.

Un señor que se para por admirar los canales y el reflejo de las casas coloreadas en el agua; una abuela que arrastra el carrito de compras; una madre que empuja el cochecito, que te hace pensar en como haga para llevarlo por lo puentes; un señor que se asoma desde su casa (donde acababas de sacarte una foto) para controlar que sucede por la calle; dos niños que juegan fuera de una casa que casi parece de miniatura y muchas más personas que te hace pensar en la suerte que tuviste en visitar ese lugar mágico durante una instable condición de recuperación.

Si queréis descubrir mucho más sobre la autenticidad veneciana y sobre las maneras de vivir en una ciudad diferente, os dejo aquí los enlaces de dos artículos más donde trato ese tema:

Como convertirse en un Veneciano en ciernes

Pequeño vocabulario de Veneciano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *